Curación de un tatuaje

¡¡Hola a todos!! 😀

La historia de los tatuajes comienza muchísimo antes de lo que os podáis imaginar. Hace unos 25 años una pareja de alpinistas alemanes encontró en los Alpes de Ötztal una momia cubierta de tatuajes. Ötzi o “el hombre de hielo” portaba en su cuerpo unos 57 tatuajes que datan del año 3.300 a. C.

En mi caso particular desde hace unos tres años he incorporando algunos tatuajes hasta tener un total de siete. Muchas son las preguntas que me hice y me hacen: “¿un tatuaje duele? ¿en que lugar del cuerpo me lo hago? ¿a que estudio voy?“. No os voy  a dar la tabarra con que “un tatuaje es para toda la vida, pensároslo, bla bla bla…“. Para mi existen dos clases de tatuajes, los que tienen un significado o los estéticos (por pura decoración del cuerpo), para mí ambas opciones son válidas porque cada uno es dueño de sí mismo.

En cuanto al sitio, si no conocéis a nadie, lo mejor previamente es investigar los trabajos de los estudios de vuestra ciudad y una vez que tengáis claro cual será vuestro diseño mirar precios en varios. Por último el dolor, es total y absolutamente relativo de cada uno, sí que es cierto que algunas zonas son más dolorosas que otras pero cada persona es un mundo.

A raíz de mi reciente visita a un estudio de tatuajes y la incorporación de dos de ellos a los que ya tenía, se me ocurrió hacer esta entrada para explicaros cómo ha sido el proceso de curación y los pasos a seguir para su correcta cicatrización.

Mano_de_fatima

Un tatuaje no está finalizado hasta que acaba su proceso de curación así que una vez terminado el trabajo del tatuador comienza el nuestro. Durante la primera semana lavaremos el tatuaje tres veces al día con jabón neutro (pH 5.5) y sin perfume evitando así que se irrite. Para secarlo lo haremos a pequeños toques (nunca arrastrando) con una toalla de algodón o papel de cocina para que vaya absorbiendo el agua.

Una vez seco aplicaremos una crema que ayude a la cicatrización, en mi caso usé Bepanthol Pomada protectora y Eucerin Aquaphor Pomada Reparadora aplicando una fina capa. Los dos primeros días para dormir me recomendaron taparlos, así que sólo me hizo falta un poco de film transparente de cocina para este fin.

Flor_de_loto

Seamos conscientes de que un tatuaje es una herida en la piel y como tal no podemos quitarnos ni rascarnos la costra que nos sale encima, deberá caerse por sí sola. ¿Cómo se que mi tatuaje está curándose? Unos días después de hacérmelos, sentí que me empezaba a picar levemente, así que no os alarméis porque es buen síntoma. Obviamente si el picor viene acompañado de hinchazón y supuración debemos visitar a nuestro tatuador para comentarle la situación.

El estudio que escogí para tatuarme fue Blue Rose (@bluerose_tattoo) que se encuentra en la Avenida del Llano número 15 bajo izquierda de Gijón, en el cual ya había realizado cuatro de los cinco tatuajes que tengo, hechos por el @dr_vega_tattooer. En esta ocasión el encargado de tatuarme fue Gonzalo (@gontrece), cuyo trabajo de tatuador comienza hace once años atrás aproximadamente y sólo puedo deciros que salí encantada con el resultado.

El primer tatuaje que me hice en esta sesión fue una Mano de Fátima un tanto peculiar y con un tamaño bastante considerable, el proceso duró tres horas entre contorno y sombreado. En cuanto al dolor voy a confesaros que de todos los que tengo es el que más me ha dolido con diferencia.

El segundo fue un conjunto formado por una Flor de Loto y la palabra reborn en la cadera. La aguja para tatuar era mucho más grande que el del anterior y también sentí bastante dolor pero en veinte minutos gracias a Dios ya estaba hecho.

Hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya gustado y si tenéis otra rutina de cuidado de tatuajes o utilizáis otros productos, os agradecería que me lo dejaséis en los comentarios para compartirlo con el resto de lectores 😀 .

¡¡Un beso enorme y gracias por pasaros!!


❤ Sígueme en ❤

FACEBOOKINSTAGRAM BLOGLOVIN PINTEREST TWITTER

Advertisements

7 thoughts on “Curación de un tatuaje

  1. Yo tengo dos y los curé igual que tú pero la verdad es que me daba flojera lavarlos tanto durante la primera semana jejejeje. Están muy lindos tus nuevos tatuajes, deberías mostrar los otros. A mí me molesta que siempre pregunten que significa, como si tuviera que significar algo, bah!

    Liked by 1 person

    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Nata, a veces me da mucha rabia que me pregunten qué significan porque no es que les importe el significado, sino por puro chisme, luego viene el “encima menuda *** de significado, yo no me lo hubiera hecho bla bla bla…” Tenemos una vida, un cuerpo y que cada quien haga lo que quiera con él. A mi me daba mucha pereza curármelos porque encima es invierno y uff que frío jajajaja En otra entrada os enseño todos los demás, un beso enorme!!

      Liked by 1 person

  2. Yo también tengo tatuajes y me ha gustado mucho tu entrada 🙂

    Ah, y como enfermera y como persona tatuada, recomiendo pocas curas pero bien hechas que pasarse, dejar la zona muy húmeda y dar lugar a que se macere, quede mal o se pueda infectar…

    Besitos!!!

    Liked by 1 person

    1. Muchas gracias por tu aportación guapísima!! Exacto, a mi me dijeron que hay que secar la zona muy bien y echar una fina capa de crema, no un pegote. Me alegro que las que estáis tatuadas os animéis a comentar que así la gente tiene otras experiencias como refencia.
      Un besazo enorme!!!

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s